Skip to main content

¿Qué es el fresado CNC?

El Fresado CNC, también conocido como fresado con control numérico por computadora, se trata de un método de fabricación que emplea software preprogramado para controlar herramientas de fresado. Mediante un ordenador y una serie de instrucciones, son capaces de crear componentes con alta precisión, los cuales cumplen con las especificaciones al pie de la letra. 

Es un método diferente del torneado CNC, en donde el material se rota a altas velocidades y se le da forma mediante una herramienta de corte hasta conseguir la forma ideal. En cambio, en el fresado CNC, el material permanece fijo, mientras que la herramienta de fresado lleva a cabo el trabajo.

Si quieres saber más sobre este proceso de mecanizado, continúa leyendo, ya que en este artículo te contaremos todo lo que debes saber. Desde los tipos de procesos que se pueden realizar con una fresadora CNC hasta las ventajas que ofrece, en comparación al método de fresado tradicional. ¡Así que no te lo pierdas!

Posibles procesos con una fresadora CNC

La precisión del fresado de cnc la convierte en una técnica de mecanizado que puede ser utilizada en una gran variedad de industrias. Combinándola con un programa de diseño CAD es posible crear prototipos, piezas únicas, piezas compuestas e incluso series completas. El proceso es tan versátil que ha dado lugar a distintos procesos, entre los cuales se encuentran: 

Fresado frontal

Se trata de un proceso de maquinado de superficies planas en ángulos rectos con respecto al eje de la fresa. Las fresas que se utilizan en este proceso tienen dientes en todo el contorno y en la cara frontal. Estos tienen dos funciones: los dientes en el contorno realizan el corte, mientras que los dientes en la cara frontal realizan el acabado. El fresado frontal produce acabados de mucha mayor calidad en comparación a los métodos horizontales y verticales.

Fresado plano

También tenemos el fresado plano, en donde la fresa de corte se posiciona en paralelo a la superficie que se va a maquinar. En este proceso, la pieza se coloca sobre la mesa de corte y se asegura directamente a ella. En este proceso, las fresas anchas suelen usarse para trabajar en superficies grandes, mientras que las angostas son ideales para llevar a cabo cortes profundos.

Si la pieza requiere que se elimine una gran cantidad de material, se utiliza una fresa de dientes gruesos, a baja velocidad de corte y avances rápidos para producir la geometría aproximada de la pieza. Posteriormente, se utiliza una fresa de dientes delgados, con una gran velocidad de corte y avance lento para realizar el detallado.

Fresado angular

Es un proceso similar al anterior, en donde la pieza se coloca sobre un plano. La diferencia principal está en que el eje de la fresa se coloca en un ángulo con respecto a la pieza. El fresado de cola de milano es un ejemplo típico de fresado en ángulo, en donde el cortador se coloca con una inclinación de 45° a 60° dependiendo del diseño. Primero se fresa la ranura en el centro y luego se utiliza una fresa angular para llevar a cabo los cortes angulares en la base y darle un acabado a la pieza.

Fresado de forma

Finalmente, tenemos el fresado de forma, el cual se utiliza para trabajar con superficies irregulares, como superficies con curvas o totalmente curvas. Para llevar a cabo este tipo de fresado se emplean fresas con la forma del contorno que se quiere cortar. El fresado de forma se realiza con fresas de redondeo de distintos tipos, ya sean convexas, cóncavas o de esquina.

Ventajas del fresado CNC sobre el proceso tradicional

Ahora que ya tienes una idea clara de qué es el fresado con cnc, es momento de hablar de cuáles son sus ventajas en comparación con los métodos tradicionales. Como ventajas podemos encontrar las siguientes:

Uso continuo

A diferencia de los trabajadores, las máquinas cnc pueden trabajar de forma continua, casi sin descanso. Una vez que se colocan las instrucciones en el ordenador y el fresado comienza, el proceso puede llevar todo el día e incluso la noche sin interrupciones. Las máquinas solo se detienen cuando el proceso ha terminado o cuando requieren mantenimiento.

Esta es precisamente una de las razones por las cuales la industria ha podido avanzar tanto, permitiéndole a los fabricantes reducir costos y mejorar la productividad. Incluso los procesos de maquinado más largos, que solían tomar semanas e incluso meses en completarse, ahora se pueden realizar en cuestión de días. Como resultado, los fabricantes pueden involucrarse en muchos más proyectos, lo que implica una mayor ganancia para la empresa y tiempos de entrega más cortos para los clientes.

Mayor consistencia

La consistencia siempre ha sido uno de los más grandes desafíos, incluso para los más grandes artesanos. No importa cuánto talento puedan tener, es casi imposible replicar un componente una y otra vez sin que ocurran errores en el proceso o haya pequeñas variaciones que hagan que cada pieza sea distinta de otra.

Esta es otra de las ventajas del fresado CNC, puesto que permite producir componentes con el mismo tamaño, forma y dimensiones, cumpliendo siempre con las especificaciones. Además, este tipo de mecanizado es ideal para producir piezas en grandes volúmenes, con un menor desperdicio de material. 

Menor cantidad de pruebas

Los métodos de fresado tradicionales requieren de muchas pruebas para asegurarse de que los componentes que se producen encajen en las especificaciones. Esto ocurre porque el operario tiene que ganar experiencia desarrollando el componente, cometiendo varios errores en sus primeros intentos.

Esto no ocurre con las máquinas CNC, ya que poseen sistemas de visualización que le permite a los operarios ver cómo quedará el producto terminado, lo cual les da una buena idea de si el producto encajará o no con las especificaciones antes de siquiera comenzar el proceso.

Gran capacidad 

Cuando se combina con software de diseño avanzado (CAD) el proceso de fresado CNC puede producir piezas que no pueden ser replicadas de forma manual, sin importar el nivel de habilidad o experiencia de los operarios. Las máquinas CNC pueden producir componentes de cualquier tamaño, forma y textura, incluso en grandes cantidades si es necesario.

El proceso de fresado CNC no solo es uno de los más innovadores en la industria y una revolución con respecto a los métodos tradicionales. También es una buena opción  para los clientes que requieran piezas de calidad en el menor tiempo posible, incluso en series grandes.

En Idelt no solo nos especializamos en el moldeado e inyección de plástico, sino también en el diseño y el prototipado, utilizando métodos de última generación. Si buscas dar forma a tus ideas, ya sea mediante prototipos o moldes, no dudes en contactarnos.

Table de contenidos

© 2021 Idelt S.L.

Certificaciones
Abrir chat
1
Need help?
Idelt S.L.
Hi, how can we help you?